Andalucía

Emprendedoras rurales: entre el espejismo de la igualdad y las deficiencias de la titularidad compartida

En el inicio de esta década, más del 42% de las nuevas empresas creadas en el entorno rural de Andalucía fueron constituidas en su totalidad por mujeres, según datos del último informe “Estudio sobre la mujer emprendedora en el ámbito rural”, de la Fundación Andalucía Emprende. Desde el año 2011, en las zonas rurales de la comunidad andaluza 4.315 empresas han sido impulsadas por mujeres, a través de los Centros Andaluces de Emprendimiento (CADE) y han propiciado la creación de 4.846 empleos directos. Más información:  (sevillaactualidad 21/10/17)
 

 

La igualdad como objetivo en el reparto del crecimiento económico en Andalucía

El informe de evaluación de impacto de género del Presupuesto de la Comunidad Autónoma de Andalucía para 2018, una de las herramientas más originales y eficaces para trazar el mapa de la desigualdad en la comunidad, defiende que este ejercicio de previsiones económicas positivas debe traducirse en un crecimiento también más equitativo para las mujeres. (diariosur 16/10/17)

 

Lola Sanjuán Jurado: “En la empresa y la política deben preocupar más las personas y menos los números”

Lola Sanjuán Jurado es una empresaria comprometida con el cooperativismo, que defiende con el mismo tesón que la igualdad de la mujer. Por eso su día a día va más allá de la cooperativa CKL Comunicaciónes, dedicada al asesoramiento en estrategias, de la que es directora ejecutiva. Experta en políticas de género y en cooperativismo, es presidenta de la Asociación de Mujeres Empresarias Cooperativistas de Andalucía (Amecoop), vicepresidenta de CEPES-Andalucía y forma parte de la Mesa del Tercer Sector en la UE y del Consejo Andaluz de Participación de las Mujeres.

«Si Andalucía fuese una empresa social, una cooperativa, tendría que repensarse y plantearse proyectos más a medio y largo plazo, y sobre todo, volver a ilusionar a todas y cada una de las personas que la componen», señala. «Continuamos siendo los pobres de Europa y nuestra inversión de futuro aún hoy emigra por necesidad, no por conocimiento. Aplicar viejas fórmulas a problemas endémicos (paro, acumulación de riqueza, ausencia de ascensores sociales…) nos hace lentos. Los entornos y el conocimiento son exponencialmente cambiantes y el mundo no para, ni espera, tampoco a Andalucía», añade. En su opinión, debemos mirar lo local con ojos globales. «En las nuevas políticas, en las empresas, deben preocupar más las personas y menos los números, para crecer con sentido y coordinación, con esa nueva visión. Ahí la economía social debe recuperar orgullo andaluz y reivindicarse más allá de los eslóganes, las fotos y las familias que la componemos. Creamos economía productiva, la que devuelve lo invertido con empleos y riqueza».

Del Especial  “Ideas para Andalucía” 28F del Diario Sur 

Autora: Lola Tortosa